Memola Moises 3-en-1

MEMOLA

Producto nuevo

Como estar de nuevo en la barriga de mamá


Moisés multi-sensorial con vaivén que contribuye al desarrollo del bebé. Crece con tu bebé en tres fases desde moisés/minicuna a parque y asiento columpio hasta los
12 años.

Desarrollado en colaboración con un neurólogo

Más detalles

395,00 € IVA incluido.

Más

Es mucho más que un moisés: El concepto multisensorial que acompaña al niño desde el principio. Proporciona la diversión, inspiración y bienestar.

Crece con el niño y siguiendo la evolución personal para favorecer un desarrollo ideal de cuerpo y personalidad.

La Memola acompañará a tu niño o niña muchos años

Uso de moisés, a tu lado, siempre a la altura idónea y con contacto visual por los laterales de malla transparente.

Uso de parque multisensorial con altura de 30cm para jugar, estimular y mantener el contacto entre bebé y lo que le rodea. Amplia la altura de los laterales facilmente abriendo la cremallera perimetral a partir de los 4 meses.

Uso de asiento columpio hasta los 12 años.

Beneficios de Memola:

  • Contribuye al desarrollo de la psicomotricidad.
  • Estimula el sistema vestibular y favorece la integración de los sentidos.
  • Favorece el contacto visual con tu bebé.
  • Desarrollado para durar más tiempo: 3-en-1, moisés, minicuna, parque y asiento columpio hasta los 12 años.
  • Ligero y compacto para fácil transporte.
  • Práctico tanto para viviendas grandes como para apartamentos de tamaño reducido. Ocupa poco espacio y es fácil limpiar debajo.
  • Hecho de materiales OEKO-TEX® Standard 100 y reciclables.
  • Fácil de desenfundar y lavar.

El movimiento de la Memola es un vaivén largo y suave.

Las posibles posiciones y movimientos en la Memola permiten que el niño aprenda sobre su entorno y ambiente de una manera comparable a la experiencia que tuvo en el vientre de la madre. Hace poco, el bebé aún se movía en el líquido amniótico de la madre. Es aquí donde se empieza a entrenar el órgano del equilibrio del bebé: esta estimulación se inició por el movimiento de balanceo en el útero y por lo tanto este movimiento es familiar para el niño y hace sentirse bien y tranquilo. El movimiento de Memola se asemeja a aquellos movimientos en el vientre materno.

La integración de los sentidos

Si consideramos los sentidos vista, oido, olfato, gusto y tacto, nos olvidamos del equilibrio - el sistema vestibular. Este "sexto" sentido juega un papel importante en el desarollo de nuestros sentidos y movimientos. 

Desde un punto de visto neurológico estimulamos la cochlea con el movimiento de la Memola. En el momento de nacer, un bebé tiene unos 100.000 millones de neuronas, pero pocas conexiones neuronales. Éstas se irán multiplicando a medida que el niño crece mediante la estimulación ambiental, sensorial, cognitiva y del movimiento. A los cuatro años puede llegar a un máximo de 1000 billones de conexiones neuronales. Por lo tanto, este tiempo es crucial para el aprendizaje; los niños son como esponjas que aprenden todos los días de forma muy rápida y espontánea.

El sistema vestibular procesa la información acerca de la fuerza de gravedad y movimiento y el área neurológico relevante es responsable de nuestra percepción de espacio, influye en nuestra capacidad de aprender y está estrechamente relacionado con los demás sentidos.

La postura en decúbito prono

Cuando un bebé juega sobre su barriga, experimenta y mejora la movilidad, reforzando su autonomía, al tiempo que mantiene una relación visual directa con el mundo que lo rodea.
La Memola posibilita al bebé de observar lo que le rodea desde una posición prona y en movimiento. Esto favorece a la integración de los sentidos a la vez que ejerce la musculatura en general y sobre todo la musculatura de cuello y espalda, mejorando la motricidad. Además, la postura boca abajo es beneficiosa para prevenir deformidades craneales posicionales como la plagiocefalia

Importante

Los niños necesitan supervisión cuando estén en posición prono un tiempo prologado.

Postura  para dormir: la recomendación de los especialistas en salud infantil, refrendada por la Asociación Española de Pediatría es contundente: todo bebé debe ser colocado para dormir boca arriba (decúbito supino), salvo contraindicación médica específica.